Publicaciones

El flujo de remesas a Nicaragua aumentará entre 1% a 3%.

l flujo de remesas familiares hacia Nicaragua no se ha visto afectado por la pandemia de la COVID-19 y su impacto en la economía estadounidense, por el contrario, podría aumentar entre 1% a 3% al cerrar 2020, de acuerdo al comportamiento de los envíos registrados a septiembre del presente año, confirma el Dr. Manuel Orozco, Director-Center for Migration and Economic Stabilization del Creative Associates International, con sede en Washington D.C.
En entrevista concedida a la revista Business, Orozco, quien ha estudiado el tema de la migración y las remesas familiares a lo largo de casi dos décadas, refiere que las remesas familiares hacia Nicaragua podrían llegar a sumar US$1.707 millones, cifra ligeramente superior a los US$1.700 millones que recibió el país en 2019, provenientes de una comunidad de ciudadanos en el exterior estimada en 750.000 personas.
A su favor está el hecho de que las remesas familiares provenientes desde Estados Unidos y de Canadá, se estima que crecerán 5%, mientras que los flujos desde la Unión Europea podrían descender hasta -12%, debido al impacto socioeconómico de la crisis sanitaria.
A continuación, la entrevista completa al Dr. Manuel Orozco.
En abril del presente año, al inicio de la pandemia y del confinamiento en Estados Unidos, el Banco Mundial proyectó una caída catastrófica del -20% en el flujo de remesas familiares. Hoy, tus proyecciones estiman -3%. ¿Qué factores explican esa diferencia tan grande?
Hay al menos tres factores, primero, un factor macro estriba en que los inmigrantes de paísesresidentes en Europa, el área del golfo, entre otros han sido más afectados. Mientras tanto la mitad de loa Latinoamericanos residen en Estados Unidos, pero envían el 70% de los volúmenes. Las transferencias desde Estados Unidos y Cánada no han caído de manera drástica por razones inherentes al método de actividad económica que se sigue en esta región.
Segundo, los migrantes en general, y los que están en Estados Unidos en particular, llevan mas de 15-20 años en Estados Unidos, y después de haber pasado por al menos una crisis económica como la del 2009, se habían preparado mejor ante una eventualidad drástica aunque inesperada. Por ejemplo, el stock de ahorro de los migrantes fue de $4,000 en el 2009 y ahora era de $6,000. Esto les permitió tener una fuente de acolchonamiento ante la crisis.
Tercero, entre quienes perdieron su empleo siguieron enviando dinero en mayor número comparado con el 2009. En el 2009 solo el 25% siguió enviando durante ese año y en el 2020, el 65% de los desempleados ha seguido enviando dinero.
¿Cuál ha sido el comportamiento del flujo de remesas en el primer semestre?, ¿para Nicaragua y resto de países de la región centroamericana?
La tendencia en Nicaragua es parecida al resto de la región centroamericana. Nicaragua ha registrado un crecimiento de al menos 3% para Septiembre 2020.

¿En qué ciudades y/o estados de los Estados Unidos está la gran mayoría de los nicaragüenses que envían remesas?
43% están en Florida, la mayoría en Miami, y otro porcentaje fuerte mas del 20% en California.
En 2019, el cuadro estadístico indica que Nicaragua recibió US$1.700 millones en remesas familiares. ¿Cuál sería tu proyección para cerrar el año 2020?
Mi proyección es de un crecimiento del 1% al 3%. A Julio 2020 proyectaba crecimiento del 1%, pero es posible que la tendencia sea ascendiente.
¿Las empresas tradicionales no sufrirán entonces ningún impacto negativo en las transacciones anuales?, ¿o nuevas empresas con canales digitales comienzan a ser una competencia?
Hay una tendencia creciente al uso de métodos digitales, envíos originados desde billeteras móviles, aplicaciones financieras móviles o portales de web. En el pago, la tendencia también irá creciendo gradualmente en esa dirección. Es probable que para mediados de 2021 al menos 10% de los pagos se realicen en cuenta o billetera electrónica en Nicaragua.

Remesas familiares en cifras

• Entre Enero y Julio del presente año, el flujo de remesas cayó -6,6% en América Latina y el Caribe, de acuerdo al documento Migrant workers and Remittances to Latin America and the Caribbean in 2020, elaborado por el Dr. Manuel Orozo, del Center for Migration and Economic Stabilization.
• Los países más afectados serían: Brasil, Colombia, Perú y Paraguay.
• Al cerrar 2020, estima que la caída a nivel de toda la región de América Latina y el Caribe correspondería al -3%.
• Los países más afectados son aquellos cuyos migrantes residen en América Latina, el Caribe y Europa.

• El impacto a nivel de la región de América Latina y el Caribe recaerá sobre alrededor de 2 millones de hogares, quienes no recibirían remesas por el orden de los US$3.000 millones.
• Países como Nicaragua y Honduras se verán afectados por la caída de las remesas familiares.
• Estudios realizados por el Dr. Manuel Orozco, indican que durante la crisis financiera del 2009, el 75% de los migrantes desempleados dejaron de enviar remesas a sus familiares en sus países de origen.
• En cambio, un reciente estudio refiere que sólo 34% de los migrantes desempleados dijo que no tenían capacidad de seguir enviando remesas a sus familiares y cerca de la mitad de esos enviarían menos cantidad.
• La conclusión es que muchos de los migrantes en Estados Unidos, tras la crisis financiera del 2009, aprendió que debe ahorrar más para sobrevivir en momentos de crisis.

Revista Business

Descargar en PDF

BUSINESS 110
Business 106
Directorio de Socios 2020
Business 109
Business 107
Business 105

Noticias recientes