Noticias

Palabras del Dr. Mario Arana en evento “Mirando hacia el futuro de Nicaragua: La necesidad de un nuevo rumbo”

Palabras del Dr. Mario Arana

Muy buenos tardes tengan todos, miembros de la mesa de honor, miembros de la Junta Directiva, ex presidentes, amigos todos, sean bienvenidos. Un saludo especial al grupo de líderes estudiantes que comparten con nosotros esta tarde, compañeros en la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, y además, le damos la bienvenida calurosa a su patria a Lester Alemán que se encuentra ya de regreso también entre nosotros. Pido un aplauso de reconocimiento a todos ellos.

No todos pensábamos de la misma forma en el sector privado, y quiero decirle especialmente a estos jóvenes y a todos, que esta Cámara en particular, tradicionalmente se caracterizó por su independencia, y su crítica con frecuencia incisiva a lo que veíamos como una ruptura con la institucionalidad democrática y el desprecio por la institucionalidad en general en el país por parte del actual régimen. Pero ahora, lo importante es que tenemos un consenso de todos, de que la institucionalidad democrática, el respeto por los derechos humanos, las libertades y garantías ciudadanas como un modelo de desarrollo incluyente, es lo que nos dará un futuro verdaderamente sostenible, y que esta transición cívica y pacífica que libramos, pensamos que es la que romperá con el ciclo de violencia de una vez por todas que ha aquejado nuestra historia.

Queremos reconocer la presencia del Embajador de Estados Unidos en Nicaragua su Excelencia Kevin Sullivan, con quien hemos desarrollado una relación de colaboración y amistad estrecha, y de Jose Adán Aguerri, Presidente del COSEP, también miembro de la Alianza Cívica.

Aprovecho para reiterar que AmCham-Nicaragua está gobernada por ciertos valores esenciales que forman el fundamento de su misión y de su promoción al comercio y a la inversión. En AmCham-Nicaragua creemos que:

  1. Las leyes y la libertad de elección, en economía y en política son los derechos básicos que el gobierno debe garantizar a sus ciudadanos.
  2. El crecimiento económico es clave para mejorar el buen desempeño social y, por tanto, la continuada salud de la democracia para toda la sociedad.
  3. Y que la actividad económica del sector privado, incluyendo el comercio y la inversión, es el principal instrumento del crecimiento económico.

El día de hoy, tenemos el gusto de presentar al Doctor Arturo Cruz, Ex Embajador de Nicaragua en los EEUU y Profesor del INCAE, asesor de la negociación del Tratado de Libre Comercio entre Nicaragua y Estados Unidos (CAFTA) que me toco liderar, y quien es un amigo personal de larga data. Por allí tengo una foto donde aparecemos juntos cuando teníamos como cinco años. El Dr. Cruz, nos ilustrará con la ponencia: Mirando hacia el futuro de Nicaragua: La necesidad de un nuevo rumbo.

Con la venia como siempre de todos, aprovecho la ocasión antes de la presentación de Arturo, para compartir con Ustedes una actualización de acontecimientos recientes y una valoración de la coyuntura en la que estamos. He pasado las últimas tres semanas en Washington hablando con múltiples actores, tratando de consolidar junto con otros miembros de la Alianza Cívica y la Unidad Azul y Blanco en misión conjunta, un eje de presión internacional a favor de una salida a la crisis, y en ese contexto deseo compartir mis reflexiones de este momento.

En la sesión del Consejo Permanente de conformación de la Comisión de Alto Nivel de la OEA de inicios del mes pasado – mandatada por la Asamblea General de Medellin, el organismo rector de la OEA – nos enteramos de una propuesta que había hecho Nicaragua para retomar las reformas electorales con la Secretaría General, siendo esta una solicitud unilateral de este Gobierno, a la cual se dijo entonces en las palabras de Luis Angel Rosadilla, se le daría respuesta. En lo personal pensé que eso era un indicio de que la Secretaría de la OEA procedería a responder favorablemente a esa solicitud del Gobierno. La propuesta asumo trataba de aplacar las amenza de sanciones por parte de la comunidad de países del Continente Americano y del Caribe, que conforman la organización, y asi, salirle al paso a la amenaza de una posible suspensión de Nicaragua de la OEA.

Desde entonces, la OEA no se ha pronunciado. Tampoco Nicaragua dejó entrar a la Comisión de Alto Nivel que se creó para buscarle una salida a la crisis del país y que planeaba visitar Nicaragua a mediados de septiembre. Extraoficialmente hemos conocido, que la respuesta que el organismo ha dado al Gobierno es de que no considera que existen las condiciones políticas adecuadas en el país, para retomar la asistencia sobre reformas electorales y que antes éste deberá procurar que tales condiciones se den, lo cual incluye cumplir con los acuerdos alcanzados con la Alianza Cívica en torno a garantías ciudadanas y que involucran entre otras cosas, todas las libertades Constitucionales, como la devolución de activos a los medios, la liberación de los materiales de medios escritos retenidos en aduanas, tanto como trabajar en las condiciones para el retorno de los exiliados y garantías para su seguridad, lo mismo que la liberación de todos los presos políticos.

La suspensión del organismo es un asunto sensible, y las probabilidades de que esto suceda pudiera ser que no cuente con los apoyos necesarios ya que en última instancia se requiere de dos tercios de los votos de la Asamblea General de la OEA. Ante esta posibilidad, dentro de la OEA se están valorando otras opciones, entre ellas y de forma particular, se podría más bien emitir una resolución que no reconocería como legítima ninguna elección que no cuente de previo con un proceso de reforma electoral previamente consensuado con la oposición del país.

Nicaragua y el gobierno en particular por tanto, podría estar ante un dilema que ya sea, o emprende negociaciones y adopta compromisos con vías a crear las condiciones políticas adecuadas y cumplir con las garantías requeridas, o enfrentaremos un problema de legitimidad que nos deja en una senda poco deseable, y con consecuencias sociales y económicas potencialmente muy problemáticas para nuestro futuro cercano. Es en este contexto que se inserta la presentación del Doctor Arturo Cruz.

En nuestras conversaciones con los actores internacionales hemos constatado el escepticismo que existe con respecto a las intenciones de este régimen, donde se percibe que lo que ha prevalecido es una intención clara de simplemente ganar tiempo, donde inclusive, se exigen precondiciones como las enunciadas, y se amenaza con sanciones más fuertes y ya no solo individuales, sino generales, que podrían incluir la suspensión de Nicaragua del CAFTA y afectar los flujos financieros que todavía le quedan al país por parte de los organismos multilaterales. La situación no está nada alentadora pero no podemos perder las confianza en que la racionalidad, el sentido común y el buen juicio pueda reemerger en algún momento y hasta relativamente pronto es lo que esperaría.

Es por todas estas consideraciones que desde AMCHAM, como miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, reiteramos nuestro compromiso con una salida negociada, para resolver la profunda crisis que seguimos viviendo, que incluya reformas electorales, y que mediante una salida cívica y pacífica nos encaminenemos a unas elecciones limpias y transparentes, observadas nacional e internacionalmente por el bien de todos los nicaragüenses.

Sin más preámbulos, démosle entonces la bienvenida con un fuerte aplauso a nuestro invitado del día de hoy.

Muchas gracias,
Mario Arana

*Puede leer las palabras de Arturo Cruz aquí y ver el video de la presentación.