Publicaciones

Exploración minera aumentará en Nicaragua

Proceso de exploración atraerá más inversión y permitirá generar información sobre la geología en el país.

La primera fase de exploración minera inicia con caminatas sobre áreas identificadas para recolectar rocas y sedimentos.

Calibre Mining firmó acuerdos con Río Tinto Explorationcon el objetivo de aumentar la inversión en proyectos de exploración en zonas concesionadas a Calibre, con presencia en Nicaragua desde el 2009, y en otras áreas que pueden generar interés geológico en el país.

“Espero que estos acuerdos sean duraderos y mutuamente beneficiosos, que sumen valor para nuestros respectivos grupos de accionistas, pero sobre todo, que sea beneficioso para el país y pueblo de Nicaragua”, indicó Russell Ball, Director Ejecutivo de Calibre.

El primer acuerdo firmado por ambas empresas se refiere a labores de exploración en las concesiones que tiene Calibre en Siuna, Rosita y Bonanza. Con este acuerdo, Río Tinto Explorationpodrá adquirir una participación inicial del 55% (y potencialmente hasta una participación del 75%) en proyectos que Calibre tiene en la Costa Caribe. Estas concesiones “hospedan recursos de oro-plata-cobre en dos yacimientos y numerosos skarns definidos de cobre- oro, sistemas de oro-plata epitermales de baja sulfuración y objetivos de pórfido de cobre de gran volumen”, SEGÚN se indica en una nota de prensa publicada por Calibre Mining.

El segundo acuerdo firmado entre Calibre Mining y Río Tinto Explorationse refiere al interés conjunto de realizar labores de exploración minera en diferentes áreas del país. Esta alianza en exploración implicará una inversión importante, en dependencia de los avances en el proceso mismo.

Cuáles son las labores de exploración minera

El proceso de exploración minera puede durar más de diez años, e inicia con la fase de prospección que es cuando se realizan caminatas en las áreas identificadas para hacer reconocimiento. La fase prospección no requiere de la realización de algún estudio de impacto ambiental, pues solo se recolectan muestras de sedimento, rocas y suelo para realizar un análisis de minerales.

Si en la fase de prospección se identifican zonas con posibles contenidos de mineral, se pasa a una segunda etapa de exploración para la cual sí se requiere un permiso ambiental, a través de un Estudio de Impacto Ambiental, que incluye procesos de consulta pública.

En la etapa avanzada de exploración se realizan actividades como la excavación de trincheras y perforaciones de sondeos controladas en áreas de interés, además de estudios geológicos, de flora, fauna, suelos, calidad de agua, entre otros, lo que genera un conocimiento para las municipalidades y las instituciones de Gobierno.

La exploración se realiza en zonas donde los propietarios han dado su permiso o en áreas que ya son propiedad de la empresa.

Revista Business

Descargar en PDF

BUSINESS 110
Business 106
Memoria 2019
Business 109
Business 107
Business 105
Memoria 2018

Noticias recientes