Publicaciones

Deuda externa de Nicaragua aumentó 146,2% entre 2008 y 2018

La deuda privada PDVSA-Albanisa aparece como deuda privada no asegurada y pasó de US$1,166 millones a US$4,966 millones

El stock de la deuda externa de Nicaragua aumentó 146.2% en la década 2008-2018, al pasar de US$4,718 millones a US$11,618 millones, de acuerdo al reporte titulado International Debt Statistics 2020, publicado por el Banco Mundial en octubre recién pasado.

De acuerdo al documento oficial IDS 2020, el stock de la deuda externa de largo plazo aumentó de US$3,427 millones a US$10,059 millones, incremento que correspondería a 193.5%.

Entre la deuda externa de largo plazo, el reporte del Banco Mundial destaca que los créditos oficiales pasaron de US$2,256 millones a US$5,068 millones, lo que refleja un crecimiento del 124.6%.

A su vez, los préstamos de los organismos multilaterales aumentaron de US$1,227 millones a US$3,908 millones, correspondiendo a 218.5%.

Además, se incluye los créditos bilaterales, los que se incrementaron también de US$1,029 millones a US$1,161 millones, para un incremento de solo 12.8%.

El reporte a su vez incluye la Deuda privada no garantizada (PDVSA-Albanisa), que se disparó de US$1,168 millones en 2008 a US$4,966 millones en 2018, lo que representa un incremento del 325.1%.

Un tema de interés nacional

Mario Arana, ex Presidente del Banco Central de Nicaragua, lamentó que existe la tendencia a no darle la importancia debida a la deuda externa, dadas las implicaciones que ésta tiene para una economía como la nuestra, que durante los años 80 sumó una gigantesca deuda externa, la mayoría contraída con el desaparecido bloque socialista, liderado por la extinta Unión Soviética.

De esta forma, según datos del Banco Central de Nicaragua, la deuda pública externa pasó de US$1,562 millones en 1979, a US$10,715 millones en 1990. Como resultado de este aumento, la relación de deuda externa a exportaciones creció a 3,269% en 1990, mientras que el servicio contractual a exportaciones de ese mismo año aumentó a 329%.

Asimismo, entre 1979 y 1990, la deuda externa per cápita aumentó de US$552 a US$2,802.

“La deuda externa gigantesca que el sandinismo contrajo en los años 80 tuvo implicaciones importantes, ya que hizo lucir a este país como inviable por mucho tiempo, obligando a los distintos gobiernos a renegociar, hasta que el gobierno de don Enrique Bolaños logró el Alivio de la Deuda con la Iniciativa HIPC”, comentó Arana, ex Presidente del BCN y Presidente de la Cámara de Comercio Americana (AmCham) de Nicaragua.

Agregó que una deuda externa por encima del 50% del Producto Interno Bruto (PIB) es insostenible. En ese sentido, aseguró que el stock total de la deuda externa representaba 89,2% del PIB al cierre del año 2018, lo que significa que el régimen de Daniel Ortega durante esta década ha vuelto a volver insostenible la deuda externa.

“Habrá que considerar en su momento, que la deuda privada contraída con PDVSA de Venezuela no va a poder pagarse en los términos pactados con Albanisa y eso no es un mensaje positivo de cara a la comunidad internacional”, apuntó Arana.

El ex Presidente del BCN además se preguntó si valió la pena ese endeudamiento, ya que no hizo más competitiva a Nicaragua, ni transformó radicalmente su infraestructura productiva de forma sostenible, sino que se empleó en programa sociales de corte clientelista.

“Esa deuda privada no es un problema del sector público, pero sí lo será del país, provocará en su momento fuertes presiones sobre la balanza de pagos, sobre las reservas internacionales, sobre las divisas”, concluyó.

“No habrá capacidad de cubrirla y eso preocupa desde ahora a las autoridades del Fondo Monetario Internacional. Eso, en caso que Nicaragua, un futuro gobierno, decida si honrará o no dicha deuda del sector privado. De ser así, tendrá que renegociar”, valoró Arana.

Deuda externa de Nicaragua desde las cifras oficiales

A octubre de 2019, el Banco Central de Nicaragua (BCN) reporta que la deuda externa de Nicaragua suma un total de US$11,603 millones, porque el rector de la economía suma la del sector público y la del sector privado.

Evolucion de la Deuda Externa de Nicaragua en la década 2008-2018 (en millones de US$)
Indicador 2008 2018 Diferencia %
Stock deuda externa total 4718 11618 146,2
Deuda externa largo plazo 3427 10059 193,5
Deuda externa corto plazo 1150 1363 18,5

Fuente: International Debt Statistics 2020, Banco Mundial

Evolución Deuda externa 2008-2018 por su tipo (en millones US$)
Indicador 2008 2018 Diferencia %
Total stock largo plazo 3427 10059 193,5
Deuda publica garantizada de: 2259 5094 125,4
Deuda privada no garantizada 1168 4966 325,1

Fuente: International Debt Statistics 2020, Banco Mundial

Agencias calificadoras advierten riesgos de invertir en Nicaragua

Las tres agencias calificadoras de riesgos -Moody´s Investor Service, Fitch Ratings y Standard & Poor´s- mantienen calificaciones negativas sobre la deuda externa de largo plazo en moneda extranjera de Nicaragua, ubicando al país en la calidad de “Grado de no inversión”, de acuerdo al documento de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), titulado Estudio económico de Centroamérica y la República Dominicana en 2018 y perspectivas para 2019.

En el capítulo referido a La deuda del Sector Público No Financiero (SPNF) de la región CARD, el organismo CEPAL refiere que Fitch Ratings le otorgó a Nicaragua la calificación de B- con perspectiva Negativa; Moody´s Investor Service la calificación B2, Negativa; y Standard & Poors, B- Negativa.

Por tanto, las tres agencias de calificación de riesgo ubican al país en la categoría de Grado de no inversión, junto a El Salvador.

“En 2018 la agencia Fitch rebajó la calificación de la deuda soberana de Nicaragua en dos oportunidades. La primera se produjo en junio de ese año; la deuda quedó en grado B (con perspectivas negativa) en comparación al grado B+ (con perspectiva estable) que había tenido desde agosto de 2017”, señaló el texto de CEPAL.

“La segunda revisión a la baja se produjo en noviembre de 2018, cuando se otorgó el grado B- (con perspectiva negativa). La agencia señaló que la rebaja en la calificación y las perspectivas negativas reflejan una contracción económica mayor a la esperada, un déficit fiscal creciente, una liquidez externa más débil y un mayor riesgo de restricciones financieras internas y externas. La agencia considera que el riesgo de inestabilidad política sigue siendo alto y socava las perspectivas de una recuperación económica”, agregaron.

“Por su parte, en junio de 2018 Moody´s cambió la perspectiva de calificación de Nicaragua de positiva a estable, influida por las protestas sociales desencadenadas por una reforma de las pensiones, que llevó al país a una crisis sociopolítica desde abril de 2018. Posteriormente, en enero de 2019 la agencia cambió la perspectiva del país a negativa, aun cuando mantuvo su calificación de B2, lo que refleja su opinión de que una crisis sociopolítica prolongada en Nicaragua pueda afectar las fortalezas económicas y fiscales del país”, concluye CEPAL.

Descargar en PDF

BUSINESS 110
Business 106
Memoria 2019
Business 109
Business 107
Business 105
Memoria 2018

Noticias recientes